Nadie dijo. Relato corto

08. May, 2013 - - Espacio Literario, Relatos cortos

Nadie dijo. Relato corto

Nadie dijo que la vida se tuviera que vivir con los ojos abiertos

Debe ser que estos días la vida me sabe a mierda sabiendo que la mierda es por el mal de amores, y lo digo así aun sabiendo que hay gente que sí tiene motivos objetivos de decir que la vida va dura; yo no tantos gracias a Dios, pero hoy sí quiero mi momento de gritar de decir que mi vida es de mierda. Es ginebra, cara pero ginebra a fin de cuentas, ya ni quema y no es porque el hielo sea ya agua, es porque no sólo no es mi día sino que son ya muchos y seguidos mis días que no son mis días y ando consumido bebiendo lo que el cuerpo pide, porque el cuerpo es sabio y no puedo evitar pertenecer a mi cuerpo, al menos mientras quiera desplazarme con capacidad para vomitar en las esquinas y ver mi mundo empobrecer; y es que cuando tu día es así, no sé por qué, te hace hasta ser objetivo y ver lo que te rodea. Ahora y aquí, en este bar que vacío debe estar bien pero que decorado de parejas que se besan sin alma ni estética queda en simple barra de mi viernes perdido, reviento. Rozado de amantes. Restregado de su felicidad. Vomito de nuevo hacia mis adentros en sabor rancio de envidia, limpiando mi mano en el corazón de mi camisa, igual que los niños limpian sus mocos en las paredes, aferrado a este olor que ahora empieza a gustarme, a este momento que si me lo pide seguiré bebiendo porque nunca nadie me dijo que la vida se tenía que vivir con los ojos abiertos para verlas venir duras. Pero yo iluso de mí, pensando que si el cuerpo no los abre es por algo, sigo fiel a vivirla con los ojos cerrados, para que no se escapen rostro abajo las lágrimas y siempre tenga. Lamo las suelas de la desesperación mientras suena la canción con la que la conocí en los cielos de Barcelona y me jode, viejo de mí y de mi vida y de las vidas que me pierdo.

Frank Toche

.

Documento sin ttulo

Deja un comentario


9 + = 15